“No puedes entrar a casa” Drogas, Familia #EmpleoTW

logo

Me gustaría comentar en esta entrada una parte de mi experiencia profesional en el acompañamiento de familias con problemas de adicción en alguno de sus miembros.

Existen muchas disciplinas para abordar las drogodependencias. Yo me voy a centrar en la que conozco de cerca y que salvó a muchas generaciones de personas, me refiero a Proyecto Hombre. En la actualidad ha cambiado mucho desde los años 80, 90. Se ha diversificado y trata todo tipo de adicciones tóxicas y no tóxicas.

Quizás  haga falta volver a recuperar la fígura del “ex” como trabajador formado, que en aquellos años tanto ayudó a este colectivo. Cuando la ayuda viene de un “ex” a una persona que consume ese momento, es realmente más eficaz, sin quitar valor a los demás profesionales que no hemos usado o abusado de la drogas. Las nuevas leyes en este tema, han generado cambios que desde mi humilde opinión no han beneficiado al programa. En realidad detrás está el problema económico y la falta de ayudas a estas organizaciones y las limitaciones que les impusieron nuevos decretos. Hoy sobreviven como pueden. Es una pena, porque repito, salvaron varias generaciones de personas y eran verdaderos centros de solidaridad. Salir de la droga es un proceso largo y costoso, pero que se consigue.

Cuando una familia acude a pedir ayuda porque tiene en casa el problema de la droga, suelen venir sin esperanza, depresivos, ansiosos, con mucho miedo y situaciones vividas muy fuertes. El sufrimiento sostenido en el tiempo y la impotencia de no poder ayudar a su familiar hace que vengan muy faltos de esperanza y de confianza, agotad@s.

Es muy fuerte, muy duro, decirle a unos padres “cierra la puerta y no le dejes entrar a casa a tu hij@” Dile que lo ayudarás si acude al programa. He acompañado en este proceso a familias ya que es muy doloroso llegar a tomar esta decisión. El “noray” del que agarrarse solo debe ser el lugar donde tiene que acudir la persona a pedir ayuda de verdad, consciente de su problema, todo lo que haga que esto no ocurra, no ayuda a la persona y facilita que siga en la calle matándose poco a poco. De ahí que se deben tomar decisiones duras algunas veces si queremos ayudarles. Dejar que sigan engañándose y manipulando con la típica frase “mañana lo dejo” “esta es la última rasca” no beneficia a la persona y alarga el problema.

Sin embargo, por experiencia propia, tengo que decir que debido a la falta de contemplación del problema de adicción, si no existe este límite de presión o refuerzo negativo, no se suele conseguir nada. La persona que está inmersa en el mundo de la drogas debe tocar fondo y desde ahí saber pedir ayuda. Si esto no sucede, es como pegarte de bruces contra un muro y no sirve para nada. La terapia individual desde mi experiencia funciona en muy pocas ocasiones, el grupo es fundamental.

En los años 80 y 90 estas situaciones se daban a diario, eran otros tiempos, distintas drogas en cuanto su uso/abuso la heroína más marginal, más estigmatizada, con más problemas de delincuencia añadidos debido al tipo de adicción. Hoy en día además se suman las patologías duales derivadas de los actuales consumos existentes. Y están volviendo drogas que estaban casi olvidadas.

De la droga se puede salir no tengo duda sobre esto, pero para eso la familia debe estar muy unida, enviar el mismo tipo de mensaje, ir tod@s a una y poner los límites necesarios para que no exista la manipulación y el abuso.

Les puedo decir que las personas con problemas de drogas que van saliendo de ese mundo y generan cambios, son personas que te sorprenden en cuanto a sus valores, generosidad, amistad, resiliencia. No hay mucha diferencia entre una persona que se droga y otra que no lo hace. He observado personas que nunca tomaron drogas, que tienen una serie de contravalores y actitudes iguales o peores que las personas que se drogan. A veces pienso cuando las encuentro en mi camino, que deberían de hacer algún proceso de crecimiento personal para madurar de este tipo.

“Cuando me drogaba era el gigante de mis sueños, cuando no me drogaba era el enano de mis miedos.” decían en aquellos años.

Las mayores satisfaciones de mi vida vinieron del proceso de cambio que pude ver en estas personas que hoy son personas que suman en la Sociedad y además con un plus.

Si alguien necesita cualquier información al respecto de este tema, no dude en contactarme.

Si te ha gustado este artículo no olvides darle a me gusta

Anuncios

2 thoughts on ““No puedes entrar a casa” Drogas, Familia #EmpleoTW

Comenta la entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s