Las tres plumas doradas de Amparo

Creo que era en cuarto de E.G.B, cuando comencé a escribir sin motivo aparente, no me creo un experto en la materia, incluso a pesar de tener un excelente maestro de Lenguaje Don Daniel cometo todavía faltas que trato de subsanar porque el tiempo olvida. Se escribe poco a mano en estos tiempos. De niño me gustaba buscar los significados de las palabras que no entendía. Leía libros y prospectos de medicaciones, me da risa, y luego buscaba esas palabras en el diccionario. Según me comentó un profesional tenía una muy buena dicción que puntuaba alto para mi corta edad.

Las primeras cosas que escribí fueron cartas a una compañera de colegio, que ahora el paso de tiempo veo que sufría acoso escolar, yo era su gran defensor, ella tenía exceso de peso, y era brillante en los estudios, recuerdo sus tres plumas doradas que trajo de Londres, las miraba con recelo, las deseaba. Por decirlo de alguna forma no cumplía con los cánones establecidos de belleza impuestos por la Sociedad. Ahora es Bioquímica y sabe 3 idiomas. Las cartas eran enviadas a Londres donde se marchó a vivir. Todos los días miraba el buzón esperando su carta y al tiempo de encontrarla seguidamente volvía a escribir. Era muy motivador e ilusionante de niño escribir y recibir cartas desde tan lejos.

imagenes tres de plumas doradas - Buscar con Google - Mozilla Firefox
¿Y todo esto para qué lo cuentas?

Sencillo y de ahí viene mi gusto por la escritura detrás de esa amistad temprana que aún perdura, a pesar de la distancia, estaba mi verdadera vocación que empezaba a fraguarse sin casi darme cuenta. Las personas, que por una u otra causa sufren, ella sufría acoso escolar y yo igual, pero en mi caso supe defenderme no sin sufrir el dolor de esta situación que siguen sufriendo muchos niños en las escuelas, empleos.

¿Qué me inspira a escribir?

Las personas, sus necesidades, los espejos que no cumplen la función de reflejar a las personas porque se temen, o temen ver a los otr@s. Eso da sentido a parte de mi existencia, las personas, especialmente las más desfavorecidas.

E. Galeano los llamó los NADIES, palabra que le copio mucho, porque cuando la conocí me impactó y creo que resume en una sola palabra todo lo que soy y lo que deseo ser y hacer con mi vida, esté en el ambiente que esté por circunstancias. Puedo hacer una silla, y darme cuenta que es para las personas, puedo apagar un fuego y darme cuenta que es para las personas, puedo contar euros y darme cuenta que detrás están las personas. Es decir, escribo, vivo, escucho, sufro y soy feliz para y con las personas.

Mi gran aliada que mi inspira es la música, sí la música, quizás una música que para ser niño no era muy “normal” que me gustara la ópera. Con ella dejo mi mano libre y la pluma vuela y acaricia los folios dejando sus huellas humanas para que nadie olvide a los NADIES. Esto me hace muy feliz y no cuesta dinero.

The Tenors Live

 

Gracias por leerme, en todo lo que escribo pongo mucho el corazón. Gustaré o no gustaré algo lógico, pero con esto agrando mi persona más allá del espacio reducido y acotado que a veces nos hacen vivir en este mundo, trato de visibilizar lo invisible lo que no gusta ver. Bailar la palabra con mi mejor balada, mi vida emocionada por las personas.

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar, comentar, y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

3 thoughts on “Las tres plumas doradas de Amparo

Comenta la entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s