Ya no se valora la vocación en el empleo

fddfdsfds

Hoy viendo algunos debates en la red LinkedIn y después de haber postulado a ofertas de Técnico en Cuidados de Enfermería (TCAE).  Ofertas a la misma empresa que una y otra te descarta a los 5 minutos de haberte inscrito. Te preguntas qué falla, qué ocurre. Tienes la experiencia suficiente, los medios, buenas recomendaciones, sin embargo, eres descartado una y otra vez por esa empresa que valoras y ellos no lo saben. O por otras, cuando alguien busca empleo selectivamente, lo normal es que busque información de la empresa o tenga buenas referencias de su trabajo. Hecho por el cual postulas y que sin entrevista no puedo comentar ni explicar.

Bueno, pues viendo todo esto y haciendo esto un día más, en mi incesante búsqueda de empleo, conecté con algo que está infravalorado en este momento desde mi punto de vista por experiencia en muchas entrevistas y cómo veo el mercado laboral.

Algo que es intangible e infinitamente valioso, para una empresa de sanidad que atiende pacientes.

La vocación: Inclinación o interés que una persona siente en su interior para dedicarse a una determinada forma de vida o un determinado trabajo.

Picture 1

Les contaré una pequeña historia personal que hoy venía a mi mente entre alegría, extrañeza y algo de dolor porque no decirlo y ser honesto.

Cuando tenía más menos 23 años, en mi proyecto de vida, que lo tenía, la vida estaba más ordenada y profunda… Hemos perdido la contemplación de nuestras vidas porque todo pasa muy rápido y se nos escapa. No sabemos de dónde venimos y a dónde vamos. Vagamos en el pasado o el futuro… Siendo nómadas del pensamiento, pero no de la emoción que es la que mueve la acción con la ayuda del tamiz de la razón.

Pues bien, yo en aquellos años me decía a mí mismo, era mi delirio, mi utopía.  “Ojalá algún día pudiera trabajar gratis con enfermos en un hospital”.

Antes de esos años, de niño ya cuidaba enfermos vecinos moribundos, sin haber estudiado.

Y así fue, la petición se cumplió durante 4 años que pueden ver en mi perfil, pude trabajar desde el voluntariado y el discernimiento, trabajar con enfermos paliativos de 18 días de media de vida y enfermos en salud mental, en Psiquiátrico, en dos ciudades distintas, Zaragoza, Palencia.

¡Qué felicidad de regalo!

Hoy, con 47 años, experiencia y vocación algo que ya no se valora, no puedo hacerlo. Una y otra vez soy descartado en esas ofertas. Deduzco, que la vocación no importa en estos momentos, solo importa la producción, los bajos costes… y la edad que es una losa que frena la inserción, existe aunque no queramos verlo la discriminación por edad en el empleo y esto va en detrimento del mayor privilegio que puede tener un profesional sanitario darte a tus pacientes, no solo por el salario, sino por sentido de vida.

Hoy en día sigo ayudando dentro de mis posibilidades a personas enfermas que se cruzan en mi camino y me hacen seguir luchando. Ojalá ese sueño de juventud se repita de nuevo, aquí, allá, donde sea.

Profesionales de RRHH valoren la vocación en empleos que los protagonistas son las personas. Todos seremos alguna vez limitados y querremos profesionales vocacionados que nos cuiden bien.

He llegado a ser despedido en periodo de prueba por tener vocación. Así de crudo.

Ruego al Universo me conceda esta nueva petición. “Sonríe sin un porqué como razón, ama como si fueras un niño…porque la vida así es bella” 

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar, comentar, compartir y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

 

Anuncios

6 thoughts on “Ya no se valora la vocación en el empleo

    1. Gracias Rosa por tu comentario, nunca niego la ayuda a quién me la pide. Ellos y sus jefes deben reflexionar, esto sale del corazón y no puede ser mentira. Pasa, por desgracia. Pero se olvidan que el trabajo más difícil y valioso es el que haces con personas. Un abrazo fuerte Rosa, gracias.

      Le gusta a 1 persona

  1. Profesionales de RRHH valoren la vocación en empleos que los protagonistas son las personas. Todos seremos alguna vez limitados y querremos profesionales vocacionados que nos cuiden bien.
    Con esta frase, Jose Luis lo has clavado! Cuando somos empáticos es cuando se prioriza, entra la razón y el corazón y todo es más sencillo. Enhorabuena y gracias por tus reflexiones. Un abrazo. Alicia

    Le gusta a 1 persona

Comenta la entrada

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s