No a la drogas pero con cariño,estigmas

materialismo

Para los muchos que juzgan a drogodependientes va este escrito que tendrá historia real y búsqueda de empatía, hay mucho miedo, e ignorancia y son enfermos, no viciosos.

Miren ¿Qué fue antes la droga o el trastorno de la personalidad? O unos rasgos concretos que se tornan patológicos para afrontar la adaptación a este Mundo, a la vida.

Por mi experiencia en trabajo con toxicómanos ahora, medicatoxicómanos, palabra inventada por mí, en este momento. Zombies de la pastillas para calmar la alarma social nada más. Faltan recursos solidarios con equipos multidisciplinares.

En los años 80, 90 murieron generaciones enteras por la heroína y la aparición del SIDA oportunista que siempre pensé que fue creado y sigo pensándolo como medio de contención y eutanasia pasiva de un grupo de personas que daban miedo a la sociedad.

Robando coches creaban alarma social y algunos, lo que sobreviven están pagando condenas por delitos comunes, mientras los verdaderos delincuentes están en la calle, sí, los que nos roban el pan de nuestros hijos.

¿Son realmente responsables o culpables de esas adicciones? Definitivamente, se ha estudiado mucho sobre el tema y todos cumplen con un perfil psicológico que les condiciona, las campañas de prevención agresivas de aquellos años con el yonkie y la chuta no hicieron nada de bien.

Muchos estuvieron en programas que podrían calificarse de sectas, obligados a hacer cosas que si les cuento se asustarán por ejemplo limpiar una piscina con un cepillo de dientes para trabajar no sé qué conducta, o cavar su propia tumba literalmente hablando para darse cuenta de no sé qué línea vital.

Ahora son todo pastillas y programas que valen dinero porque las ongs se quedaron sin ayudas… ahora son de cocaína droga muy distinta, pero llevo tiempo vaticinando la heroína vuelve con fuerza, lo que pasa en EEUU llega aquí tarde o temprano, incluso las crisis lo hemos comprobado.

Lo peor de todo es el estigma que padecen y han padecido estas personas enfermas, en las urgencias médicas sobredosis, tras sobredosis, en las comisarías de policía de aquellos años, muchos palos…. yo perdí dos hermanas y aún hoy me cuestiono. LLoro.

Ahora hay politoxicómanos que si no lo remediamos caerán presos de la droga de la paz, ya sabe de la que hablo.

El gasto sanitario sube en medicaciones experimento, total, son cobayas toxicómanas.

Creo que poca gente ha entendido que antes de drogodependientes eran ya enfermos con una predisposición a la adicción y la adicción las muchas veces era un síntoma de sistema familiar mal equilibrado, con secretos.

Merecieron más cariño, más empatía y firmeza, pero sin amor no se sale de ninguna adicción. fueron presos del ensayo y error, algunos hoy nos bendicen desde el cielo y otros están a punto de tocarlo. Cambiemos la visión y seamos empáticos, son personas que no se han adaptado a este Mundo que en realidad tiene muchos motivos por los cuales no adaptarse.

Os quiero a todos los que tuve el privilegio de tocar desde mi experiencia de Terapeuta de Proyecto Hombre, no soy mejor por no haberme drogado, quizás hasta peor.

Las drogas inoculadas convenientemente

 

 

 

 

 

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar, comentar, compartir y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

La Distimia explicada

 

 

 

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar, comentar, compartir y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

De la Muerte nació la vida Fuente Fuentetaja

dfgfg

I Concurso de historias del trabajo Club de escritura Fuentetaja

Estimados lectores compañer@s blogueros me presento I Concurso de historias del trabajo Club de escritura Fuentetaja espero me podáis entrar a leer el relato y si de vuestro gusto votarlo y difundirlo gracias de antemano a tod@s. 

Eran los años 80, años de muchas ideas, revoluciones personales, reivindicaciones sociales, disfrute de la libertad quitada.

La juventud, en aquellos años de aparente libertad, no se estaba dando cuenta de lo que estaba ocurriendo: la drogas y su alarma social eran el pan nuestro de cada día.

Eran los tiempos de las comunidades terapéuticas, en las que  tuve el placer de trabajar con vocación. Del Proyecto Hombre, que tanto bien hizo a tantas familias desde su solidaridad y sus programas libres de drogas. Programa exigente, que hace fluir de nuevo esas personas que, debido a  la droga, se habían convertido en Propofol andante.

Conocí muchos casos en aquellos centros  de trabajo. Todos ellos verdaderos dramas familiares, pues la droga que mandaba era la heroína (o como quieran llamarlo).

Con la reciente aparición del Sida, vi morir a muchas personas en días, semanas, meses sin ningún remedio para este esta enfermedad, que en sus inicios quiso reducirse a grupos de riesgo que generaban rechazo: drogodependientes y homosexuales principalmente.

Con el tiempo y, habiendo sido cobayas, porque nadie sabía nada de esta cruel enfermedad, la sociedad se fue dando cuenta de que el riesgo de padecerla no estaba en unos grupos, sino en la prevención sexual. Fui testigo de personas que se negaban a dar un beso a un familiar lleno de adenopatías, por miedo al contagio. Y lo más importante: la gente prefería callar que hacerse las pruebas, para no seguir propagando este virus. Aún pasa. Tuve constancia de casos de personas casadas que contrajeron la enfermedad por infidelidades,  y no se tomaron las debidas precauciones. Esto sigue sucediendo en pleno siglo XXI

No es una enfermedad más. Si tienes un cáncer, la gente siente compasión. En cambio, si padeces VIH la mirada es otra y está asociada al vicio, la promiscuidad… Queda mucho por hacer, contra la discriminación laboral de estas personas, personas con diversidad funcional.

En Valencia tuve la suerte de codearme por mi trabajo con médicos especialistas en enfermedades infecciosas, algunos de ellos verdaderos amantes de su profesión. Sin saber las vías de contagio,  yo observaba como exploraban paciente sin guantes, ¿qué simpleza verdad? Para el paciente este gesto era un gran abrazo de amor, no temerles y dignificar sus vidas, sin culpabilizarlos ni rechazarlos.

Quería hacer esta introducción para llegar a contar el caso de un chico que conocí, usuario de donde trabajaba, que fue el caso que más me llamó la atención, en muchos sentidos.

Tenía 21 años, procedía de una familia disfuncional de siete hermanos,  de los que tres ya tenían problemas con las drogas (y serios). Su madre había fallecido de  leucemia muy pronto. Este chico con cara de niño, se había pasado toda su pubertad y adolescencia intentando cuidar de su madre que sabía que iba a morir. Así se lo dijeron, siendo  tan joven: “durará cinco años”. El sufría ésto desde un sentimiento de abandono anunciado, y trataba de compensar ayudando a sus hermanos, para que pidieran ayuda para salir del mundo de las drogas.

Sus intentos de ayuda tan pueril eran poco eficaces y vivía con dolor el tema de su madre. Contemplar que sus hermanos se convertían en otra cosa por el uso de drogas duras. Sentía terrores nocturnos, pero era al mismo tiempo despierto, avispado con capacidades que desde la resiliencia que no eran acordes a su edad. Fue médico, enfermero, abogado, cuidador tantas profesiones sin haber estudiado nunca…

El hito fue cuando su madre falleció ese quinto año anunciado.  Evitaba pensar que llegaría y lloraba a diario. Puedo decir  que la noticia de la muerte de su madre  fue un antes y después en toda su vida, y aún lo es. Aunque ahora está recuperado hace más de 15 años, es otra persona y lleva una vida normalizada gracias a su paso por Proyecto Hombre.

Una vez muerta su madre decidió salir de casa. Ya no había motivo para él seguir sufriendo en su casa por los disgustos de sus hermanos,  y el único motivo que le hacía permanecer, que era su madre,  falleció.

Descubrió como aquel que dice su homosexualidad,  por lo que sufría rechazo de la gente que se lo podía notar. Salió de casa empezó a tener relaciones ingenuas con otros homosexuales y conoció a una persona de la cual se enamoró y se pusieron a vivir juntos. El novio frecuentaba el mundo del ambiente gay.

Se había pasado la vida ayudando a los demás desde muy joven y se había olvidado por completo de él mismo. Tuvo varios intentos de autolisis mientras vivía su madre a modo de imitación.

Se confió y comenzó a usar drogas blandas, de aquellos años. Y muy rápido haciendo este camino de tolerancia y dependencia a las drogas se convirtió en el “gigante de sus sueños”, sin darse cuenta, que era “el enano de sus miedos.” Se enganchó finalmente a la heroína. Primero rayas, luego chinos y al final por vía intravenosa. Pasó drogándose más de cinco años alejado de su familia, sentía que les había fallado (él, que nunca quiso las drogas).

Sufrió mucho en el  amor, porque en el fondo seguía siendo un niño abandonado con un sentimiento de abandono tal, que la jeringa era su consuelo. Me contaba que en los últimos tiempos rezaba en una habitación llena de rosarios fluorescentes para que lo ayudara.

El final suyo, que cogió todas las pastillas Teofilinas de su abuela y se las tomó, le hacían lavado de estómago, y volvía a tomar pastillas.  Así hasta tres veces, en la que ya tuvo que ser ingresado en una UCI, por su estado grave que casi acariciaba la muerte, la que buscaba.

Se pudo salvar y recibió la visita de un Salesiano muy vinculado a P. H. en el hospital y le dijo: “Hola, ¿quieres que te ayude?”. El contestó: “Sí, señor”. Y de la muerte nació la vida, ahora tiene 47 años ha estudiado una carrera. Y no ha vuelto a tocar las drogas.

La Vida volvió.

ghgfh

 

 

LinkedIn Perfil Profesional

Canal YouTube  ElTejedorDePalabras

Recuerda, si te gustó la entrada o el vídeo los puedes recomendar, comentar, compartir y si te gusta el blog te puedes suscribir al igual que al canal Youtube #ElTejedorDePalabras. ¡Muchas gracias por leerme!

Los contratos negativos, tomo drogas y todos lo suponen…

Varios años observando desde la experiencia el proceso de maduración y crecimiento de uno de nuestros jóvenes. Viendo como el abandono en su vida era el traje más vistoso con el cubría su cuerpo. Motivación y desmotivación intercaladas maquillaban otra vida que crecía, haciendo decrecer la que realmente debía de ser protagonista. Dichosos programitas de Hombres mujeres y Viceversa. Cuanto “corcho” meten en las mentes de nuestros jóvenes. Aparentemente inocuos.

A veces damos muchas vueltas suponiendo, racionalizando y vemos delante día tras día como algo es cierto y nuestros mecanismos de defensa y el miedo al conflicto nos impiden ayudar incluso a nuestros seres queridos. Son nuestros miedos. No hay culpables, hay no saber pedir ayuda. Y afrontar y confrontar con valentía. Ese rechazo consiguiente debe ser siempre bienvenido porque se llama ayudar al otr@. Hay que saber negarse a uno mismo a veces en la vida.

Eran las diez de la noche venían a cenar, tras los primeros minutos del reciente encuentro y habiendo roto el hielo. Me acerqué a ese joven, con tanta vida por delante y le dije toma un folio y usa el bolígrafo. Vete a este cuarto y “vacía la mochila”,

1

mi tono era asertivo y cálido a la vez, nunca habíamos tenido conversación de este tipo. A modo de sencilla explicación le dije todos tenemos una mochila que vamos llenando y nos hace caminar pesados, todos cometemos errores de los que nos sentimos culpables y esto frena nuestro crecimiento personal sino lo expresamos.

El joven acató la dirección que le había dado y se dispuso a plasmar en ese folio algo que muchos mayores aparentemente crecidos y maduros no hacemos. Y así nos va… Escondindos en nosotros mismos sin drogas, drogados de vacío. El mismo vacío que hace que nuestros jóvenes busquen atajos buscando la ansiada felicidad.

De vez en cuando pedía permiso para entrar en la habitación y le decía veo pocas cosas escritas no es que no te crea, pero creo que hay más cosas no tengas miedo, libérate de lastres que no te dejan caminar liviano.

A los quince minutos más o menos entré a la habitación y le pregunté si había acabado. El me dijo sí, no tengo más cosas en mi mochila.

Fuimos al comedor donde estaba su padre, al que le dije déjame llevar la conversación y cuando hables hazlo desde la asertividad, sin reproches, luego llegará el momento de expresar emociones. Su padre no imaginaba lo que iba a escuchar de la propia boca de su hijo, los padres tienden o dramatizar o minimizar los problemas que tienen con sus hijos.

2

Por no extenderme más y tratando de resumir 2 horas de sesión el joven pudo contar a base de confrontación y mermando sus miedos que hacía dos años que consumía Cannabis entre semana y fines de semana, que el dinero lo usaba para esto. Que había mentido con el tema de las notas del Instituto y sus malos resultados, que había ocultado este hecho porque no le daba importancia, que había ya tenido Síndrome de Abstinencia. Que su agresividad y nerviosismo con su hermano pequeño al que amaba, venía de este estado de dependencia. Afloraron más cosas…

Tantas incógnitas resueltas y todas venían del uso de esta sustancia y los efectos que a estas edades producen en nuestros jóvenes. Lo más bonito de este bello encuentro de emociones y sinceridad y autoayuda, fue que pude ver dos primos de edades parecidas llorar y expresar emociones, uno por haber consumido porros y ser más influenciable y otro porque a pesar de no fumarlos la presión de grupo y su herida del miedo al rechazo le impidió decirle a su primo esa bendita noche no fumes, no lo acepto, me voy a casa.

3

Surgió un “contrato negativo” entre ambos esa noche anterior donde salieron juntos a divertirse, pero los valores de estos dos jóvenes afloraron y ese contrato pudo ser roto, para crear un nuevo contrato afectivo de crecimiento entre primos que estoy seguro marcará un antes y un después en la vida de los dos. Se conocieron más, expresaron sus sentimientos con sus padres delante y sus tíos. Todos se conocieron más y la áreas ciegas  dieron paso a las áreas abiertas.

Este hecho ha tenido unas consecuencias para asumir la responsabilidad que sé a ciencia cierta que ayudará a crecer a los dos primos, uno fumaba porros, el otro no.

Si estás en esta misma situación vacía tu mochila, pide ayuda no te de corte, busca la persona adecuada, pídele silencio y cuenta lo que dejo de escribir la estilográfica que llena de bellas experiencias el libro de tu vida. Confía, no estas sol@, no quites importancia, está a tiempo todavía, de nuevo este sol repite para tí.

Doy gracias a estos jóvenes por dejarse ayudar, por ser sinceros, por dejarse “peinar a contra pelo”, por dejarme entrar en sus vidas, por confiar. Yo también crezco con vosotros. Me siento orgulloso de vosotros.

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar, comentar, compartir y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme! #ElTejedorDePalabras

Juegos online,acoso, adicciones, lo que no saben los padres

1

Una de mis experiencias de voluntariado hace años comenzó cuando en mi tiempo libre jugaba a juegos en red, ,denominados “free to play“, ahora no juego. En ese tiempo y habiendo adquirido conocimientos en estos juegos me propuse ser voluntario de algunas de esas empresas internacionales que tienen millones de jugador@s. Concretamente latinos. Empecé de Game Master, aprendí el uso de muchas plataformas internas que usan en los juegos y pude conocer desde dentro que se cuece en este tipo de juegos aparentemente gratuitos. Fui escalando con la experiencia hasta llegar a ser Board Admin de foros y Team Manager de Juegos. Seleccioné y coordiné equipos de Game Master y eventos dentro de los juegos, reporté bugs del juego sin saber inglés, usando el traductor. Tuve muy buen feedback de las comunidades de jugadores de juegos en México y España por el trato cercano a los jugadores y el soporte. Realmente a veces el soporte era más terapéutico de que de ocio. Ese fue mi plus añadido.

free-to-play-oldskull-image_1mje

Esto va para los padres:

Este tipo de juegos suelen tener un nivel de adicción grande en los jóvenes y no tan jóvenes. Por muchas razones:

  • Son juegos que se venden como gratuitos.
  • Existe mucha publicidad y marketing sobre ellos en Internet.
  • La información de los mismos no es del todo clara y transparente.
  • El hecho de interaccionar en tiempo real con personas por medio de chats y Skype mientras se juega hace que se creen vínculos afectivos personales unidos por el contexto del juego.
  • El deseo de ser los mejores y la gran incitación a competir en cuanto a los personajes que se crean los jugadores, los hace realmente adictivos.
  • La baja tolerancia a la frustración de los jugadores hace que sea un perfecto “caldo de cultivo” para que los jóvenes se enganchen a estos juegos. (El mal humor repentino de tus hijos y esas contestaciones viene muchas veces producido por esto y la insatisfacción personal). Al principio el juego facilita a conciencia que sea fácil ascender en él.
  • Las propias carencias personales de los jugadores que tratan de paliar en mundos de fantasía por medio de sus personajes ” gigantes de sus sueños” “Enanos de sus miedos”
  • Se dan en el juego relaciones afectivas entre jugadores muchas veces codependientes, enamoramientos, fijaciones afectivas, que luego acaban por la lejanía física y otras actitudes en situaciones embarazosas que suelen acabar en situaciones de acoso dentro del juego. 

Podría citar más razones, no quiero culpabilizar a los jugadores, sino dar a conocer una realidad qué sucede con nuestros jóvenes y los padres desconocen y con esto, ayudar a prevenir situaciones que no son buenas para los jóvenes.

Hay empresas con mejores prácticas, incluso algunas tienen protocolos anti suicidios que se activan levantando de la cama al CM o Team Manager de estos juegos. Ha habido muchos casos por desgracia de jóvenes que se han quitado la vida por el simple hecho de ser “baneados” por no cumplir una norma del juego, o por perder una armadura muy valiosa en el juego que les costó mucho conseguir. Youtube tiene ejemplos de esto. No es invención.

2

¿Qué hay detrás? ¿Dónde está el negocio que no mira por vuestros hij@s?

Simplemente el joven acude al juego, (normalmente otro amig@ lo trae al juego), lo prueba, es gratuito según la información que se publicita a “bombo y platillo” con grandes inversiones en publicidad y spam en las bandejas de entrada de correos de vuestros hijos. El tiempo va pasando y cada vez las personas dedican más horas al día al juego, llegando abandonar quehaceres de la vida diaria, estudios, higiene,alimentación, relaciones sociales… Las relaciones sociales presenciales con el tiempo se sustituyen con las relaciones virtuales vía Skipe o Chat. Se conocen personas de todo el Mundo, pensemos que se está jugando con comunidades de millones de jugadores. A veces incluso aparecen enamoramientos entre jugador@s y esto ayuda más si cabe a la adiccion a estos juegos. Igual que ayuda a desengaños, decepciones seudo amorosas. Suelen acabar cuando dejan el juego. De todo esto los padres no son conscientes y nuestros hijos lo sufren, pero ell@os no dicen nada, porque no quieren verse limitados a jugar y menos ser juzgados. Pero esto sucede y mucho.

Todos estos juegos tienen lo que llaman “Item Shop”, aquí esta la trampa… Esto es una parte de la página web del juego donde el jugador puede comprar a precios realmente desorbitados items del juego que de forma más rápida y pagando les hacen diferenciarse ante  otr@s jugadores en esta frenética competición. Dicen que todo se puede conseguir sin pagar nada de igual forma, pero aunque esto es casi cierto, depende de la empresa, los jugadores pican y compran en la tienda servicios premiun por ejemplo para subir nivel su personaje de forma más rápida, artículos que potencian la fuerza y el ataque de sus personajes, articulos que mejoran de forma considerable los equipos de sus personajes diferenciándose de los jugadores que no pagan nada y tienen paciencia. Y lo peor estos artículos virtuales son temporales, es decir se añaden al personaje durante un mes y sino no renuevas los pierdes, por lo que los jugadores siempre tienen un gasto mínimo mensual, más el gasto que puedan generar con otros artículos virtuales de la tienda del juego. Es decir señores, que de gratis nada. La justificación es que siempre dicen que son para mayores de 18 años o con consentimiento de los padres, en caso de ser menores, que ell@s (los jugadores) se saltan mintiendo con la edad al registrarse. 

En mi tiempo de voluntario pude ver jóvenes y no tan jóvenes que gastaban ingentes cantidades de dinero en la tienda del juego. Jugadores que vivían de noche para poder estar con sus amig@s de otras partes del mundo, conectados juntos en esos husos horarios. Tuve que verme con niños que acudían a los game master con ideación suicida y teníamos que activar si es que se tenía el protocolo de suicidios. Aparte de hablar con ell@s para revertir estas situaciones tan desagradables, producto de estas adicciones que se generan casi sin darse cuenta y que los introducen en “laberintos” que pueden llegar a ser peligrosos. Jugadores que cogían las visas de sus padres sin que ellos se dieran cuenta para comprar en la tienda del juego. Niñas que se vendían a otros jugadores para obtener armaduras del juego de pago envíandoles fotos, web cam, de caracter erótico… La industría de los juegos mueve millones y millones de euros al año. Unas tienen ética y moral, otras les da igual quíen está detrás y los jugadores se convierten en meros píxiles que producen beneficios a las empresas.

El final de esto es insatisfaccion personal propia, sentido de culpabilidad, ell@s se dan cuenta de dónde están atrapad@s y no pueden salir, sentimientos de frustración, baja autoestima, miedo a la vida real, abandono de los estudios, fracaso escolar, problemas laborales, agresividad, falta de relaciones sociales reales, problemas de sueño, problemas económicos, mal humor, malas contestaciones, pérdida de habilidades sociales, y un largo ect… No lo dicen pero sufren mucho en silencio y necesitan que alguien valiente sin miedo al rechazo, que los saque de ahí. Y ya se conocen casos en el Mundo de niñ@s que han llegado a suicidarse.

En verdad que jugar a estos juegos también reporta beneficios, lo reconozco pero todo en su justa medida y con vigilancia de los padres… hoy quería comentar lo negativo y lo que los padres desconocen. Espero haber podido ayudar.

En resumen:

Los padres deben saber estas cosas que yo como Educador Social he podido comprobar de cerca en muchos jóvenes y no tan jóvenes, más si cabe en estos tiempos donde la crisis hace que la gente joven tienda a perder la esperanza y se refugie en este tipo de juegos que siempre salen caros al final, por su adicción a los mismos y el abandono de sus vidas personales. Habla con tu hijo, pregúntale, no vale decir me habla en otro idioma, el del juego que no entiendo, infórmate, yo acabo de darte pistas para ello y para prevenir, de ti depende. Ser valientes todo en su medida justa es bueno… Está claro que hay cosas positivas en esto, pero de lo que se trata es de prevenir las negativas, por eso os la he contado desde mi experiencia. Todo es bueno es su justa medida.

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar, comentar, y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme! 

“No puedes entrar a casa” Drogas, Familia #EmpleoTW

logo

Me gustaría comentar en esta entrada una parte de mi experiencia profesional en el acompañamiento de familias con problemas de adicción en alguno de sus miembros.

Existen muchas disciplinas para abordar las drogodependencias. Yo me voy a centrar en la que conozco de cerca y que salvó a muchas generaciones de personas, me refiero a Proyecto Hombre. En la actualidad ha cambiado mucho desde los años 80, 90. Se ha diversificado y trata todo tipo de adicciones tóxicas y no tóxicas.

Quizás  haga falta volver a recuperar la fígura del “ex” como trabajador formado, que en aquellos años tanto ayudó a este colectivo. Cuando la ayuda viene de un “ex” a una persona que consume ese momento, es realmente más eficaz, sin quitar valor a los demás profesionales que no hemos usado o abusado de la drogas. Las nuevas leyes en este tema, han generado cambios que desde mi humilde opinión no han beneficiado al programa. En realidad detrás está el problema económico y la falta de ayudas a estas organizaciones y las limitaciones que les impusieron nuevos decretos. Hoy sobreviven como pueden. Es una pena, porque repito, salvaron varias generaciones de personas y eran verdaderos centros de solidaridad. Salir de la droga es un proceso largo y costoso, pero que se consigue.

Cuando una familia acude a pedir ayuda porque tiene en casa el problema de la droga, suelen venir sin esperanza, depresivos, ansiosos, con mucho miedo y situaciones vividas muy fuertes. El sufrimiento sostenido en el tiempo y la impotencia de no poder ayudar a su familiar hace que vengan muy faltos de esperanza y de confianza, agotad@s.

Es muy fuerte, muy duro, decirle a unos padres “cierra la puerta y no le dejes entrar a casa a tu hij@” Dile que lo ayudarás si acude al programa. He acompañado en este proceso a familias ya que es muy doloroso llegar a tomar esta decisión. El “noray” del que agarrarse solo debe ser el lugar donde tiene que acudir la persona a pedir ayuda de verdad, consciente de su problema, todo lo que haga que esto no ocurra, no ayuda a la persona y facilita que siga en la calle matándose poco a poco. De ahí que se deben tomar decisiones duras algunas veces si queremos ayudarles. Dejar que sigan engañándose y manipulando con la típica frase “mañana lo dejo” “esta es la última rasca” no beneficia a la persona y alarga el problema.

Sin embargo, por experiencia propia, tengo que decir que debido a la falta de contemplación del problema de adicción, si no existe este límite de presión o refuerzo negativo, no se suele conseguir nada. La persona que está inmersa en el mundo de la drogas debe tocar fondo y desde ahí saber pedir ayuda. Si esto no sucede, es como pegarte de bruces contra un muro y no sirve para nada. La terapia individual desde mi experiencia funciona en muy pocas ocasiones, el grupo es fundamental.

En los años 80 y 90 estas situaciones se daban a diario, eran otros tiempos, distintas drogas en cuanto su uso/abuso la heroína más marginal, más estigmatizada, con más problemas de delincuencia añadidos debido al tipo de adicción. Hoy en día además se suman las patologías duales derivadas de los actuales consumos existentes. Y están volviendo drogas que estaban casi olvidadas.

De la droga se puede salir no tengo duda sobre esto, pero para eso la familia debe estar muy unida, enviar el mismo tipo de mensaje, ir tod@s a una y poner los límites necesarios para que no exista la manipulación y el abuso.

Les puedo decir que las personas con problemas de drogas que van saliendo de ese mundo y generan cambios, son personas que te sorprenden en cuanto a sus valores, generosidad, amistad, resiliencia. No hay mucha diferencia entre una persona que se droga y otra que no lo hace. He observado personas que nunca tomaron drogas, que tienen una serie de contravalores y actitudes iguales o peores que las personas que se drogan. A veces pienso cuando las encuentro en mi camino, que deberían de hacer algún proceso de crecimiento personal para madurar de este tipo.

“Cuando me drogaba era el gigante de mis sueños, cuando no me drogaba era el enano de mis miedos.” decían en aquellos años.

Las mayores satisfaciones de mi vida vinieron del proceso de cambio que pude ver en estas personas que hoy son personas que suman en la Sociedad y además con un plus.

Si alguien necesita cualquier información al respecto de este tema, no dude en contactarme.

Si te ha gustado este artículo no olvides darle a me gusta