Es malo ver demasiado, vida

Soledad.jpg

Todos los días iguales que desidia, que poca capacidad de disfrutar de la vida de sus cosas sencillas e importantes, emociones que bloquean la felicidad y un día pasa tras otro irremediablemente.

Quiero encontrar la motivación quiero sonreír porque sale el sol, porque no hace frío, porque mi perra me mima cuando me ve bajo de moral, pero me es imposible, algo está muy dentro tocado años y no me permite disfrutar, nadie me comprende, piensan que son meras quejas de alguien disconforme. No señores es la esencia de la vida la que está tocada de raíz y no se puede disfrutar de nada. La soledad es como un traje uniforme que te obligan a ponértelo, el abandono viene de lejos y se hace presente queriendo estar siempre presente. Es imposible el Mundo vive ciego a emociones tan profundas, somos egoístas por naturaleza, tenemos miedo que el sufrir del otro nos interpele, nos confronte, nos cuestione.

Pero así hay millones de personas llorando el alma sin consuelo porque no nacieron para este Mundo, no fueron inventados para él, no tienen sitio y sufren y quieren irse, no tienen manada, andan y vagan solos derramando con ayuda de aditivos algunas lágrimas que temporalmente les serenan les descargan. Se sienten muy incomprendidos no han entendido este Mundo como es. Son los despiertos, los que ven más allá, los que no les importa solo su propia vida, sino que nacieron para darse por completo y el Mundo los lleva a caminos cerrados donde solo hay egoísmo y sin razón.

Eternos incomprendidos en su familia acaban saliendo de sus sistemas familiares es como si se borran sus genes, son rechazados porque interpelan y los demás aun siendo familiares no saben.

Estas historias suelen tener un final malo siempre, son pocos pero existen emocionalmente así y no son locos sino muy cuerdos.Personas altamente sensibles PAS.

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar, comentar, compartir y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

Anuncios

¿Qué es la Felicidad TejedorDePalabras?

12249585_211105309220510_6368518054048525757_n-1

Hoy estando en el trabajo, en esos ratos de parón, pensaba, reflexionaba sobre la manida y debatida felicidad, de la ansiada felicidad.

De repente una bocanada de endorfinas gratuitas venía a mi interior a confirmar cosas que últimamente barrunto que estás sucediéndose habiendo salido casi por fortuna de un paro criminal, que cuando se vive, no eres capaz de ver qué sirvió para algo…

Han sido años muy duros, no puedo decir lo contrario, pero por fortuna dentro de mí con o sin trabajo siempre supe que dando cuando no se tiene te aseguras esos segundos de felicidad y lo notas químicamente y en el cuerpo. La felicidad se siente porque es acompañada por el don de lágrimas de la ternura, de la melancolía agradecida.

Notas que el amor baja y baja a esa parte del cuerpo encima del ombligo donde se esconde el huidizo dolor que no se quiere dejar ver por miedo, escondido y protegido por la hermana rabia que siempre va por delante. Que fácil no es expresar en general la rabia… como huimos de expresar el dolor que nos deja indefensos pero que es la gran medicina para poder apreciar la felicidad, la satisfacción de saber que estás haciendo las cosas bien y para bien.

Si señores, dirán algunos ¿Y cómo es eso José Luis, como sientes la felicidad si tus últimos años no ha sido nada generosos en el dar ni el acompañar?

Pues sencillo, la siento y lo reitero cuando defiendo a un inocente a un pobre, a una persona que necesita de mi ayuda, hasta el punto de ver que inmolarse a veces por otros es la felicidad, el negarse a uno mismo. Dirán que religioso me suena esto. Para nada…

Es ser humanos, es tener sentido en la vida, en los barbechos forzados de desamor en todos los aspectos de la vida, sino tengo amor, lo busco no para recibirlo sino para darlo y aunque es egoísta soy feliz y hago apología de este amor pues de miserias está el mundo lleno.

A veces me pregunto y con estas reflexiones con estos momentos de profundidad vital que te ves bello, más allá de lo físico, ¿Por qué estás solo aparentemente? No estoy solo, estoy en cada un@ que se cruza en mi camino y puedo compartir estas cosas y el poder ayudar con ello a los que el miedo a expresar les atenaza la vida y tiene que llegar a momentos crudos para darse cuenta.

En mi desempleo he sido feliz por todas estas cosas que comento. Y gracias a ello, hoy estoy para contarlas con amor, nostalgia y agradecimiento a los que han visitado mi barbecho vital. Espero que algún día, alguien se cruce en mi senda de nuevo y pueda ver esto que expreso porque es todo amor por dar gratis.  Lo merezco, no me quejo y llegará soy un guerrero de la luz y solo lucho por la justicia social. La que me da la felicidad cada día si la puede ofrecer con uñas y dientes.

!Cuántas óperas he llorado con felicidad en estos años, acompañado por la escritura…¡

No tengáis miedo a expresar es la mayor libertad de cualquier guerrero de la luz que se enfrenta con su destino. Huir de las máscaras.

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar, comentar, compartir y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!