La prudencia sanitaria y profesional

Trump-700x467

La prudencia y la educación en la profesión caso real: Ayer llevé a urgencias a un ciudadano extranjero por una crisis aguda de hernias L5, S1 tenía mucho dolor en el hospital todo bien le pincharon el correspondiente inyectable y lo derivan al médico de atención primaria. La cita a las 12 entrada a las 1:30, vamos bien. Yo entré de traductor en la conversación el Dr. pensando que no entendía empezó en lugar de preocuparse del paciente y sus hernias a decir que siempre que vienen huelen mal , enfatiza mucho eso y que agua hay y bla bla bla.. no quise entrar a trapo, le dije yo también huelo fumo como un carretero. Las medicinas todas dadas en el hospital de pago entero Incitan inyectables e Hidroxil B1, B6, B12. El hombre no tiene un euro para comprarlas.

Le comento al Dr. no podría mirar algo parecido o genérico: respuesta taxativa NO, Moraleja:  Hay gente tan ensimismada en su vida que un mal olor lo asocia a abandono y guarrería además de no tener la prudencia de pensarlo pero no decirlo sea quien sea quien tiene delante. No se enteran de dónde viven y en qué condiciones viven estas personas que son dignas de ayuda de los demás-

Conclusión repetir lo que hizo urgencia esperar una hora de retraso, llamar guarro al paciente, que pague la medicinas y derivado con crisis aguda de hernias al Traumatólogo en mayo. Tendrá que en lugar de 6 días pincharse el Incitan hasta mayo porque no han valorado la preferencia de la interconsulta. Un sanitario voluntario que piensa en humanizar la sanidad #ElTejedorDePalabras

Que todo mi voluntariado oliera a pobre eso sería señal de que estoy trabajando en lo que amo, el olor de los pobres es perfume en mis glándulas olfativas. De mayor quiero un perfume que se llame pobre.

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar, comentar, compartir y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!

DÍAS DE ZOZOBRA CERCANA LA EXCLUSIÓN SOCIAL

11111111111111

Año 2007, año de vivir sin ver lo que iba acontecer… la crisis criminal que estamos soportando tod@s los que nos hemos quedado sin empleo.

Tantos cientos de Nos recibidos, tanta tolerancia a la frustración, tanto movimiento positivo y proactivo para encontrar el lugar donde dignificar con nuestra persona un empleo. El empleo no existe sin las personas, es una entelequia.

Tenemos días buenos cuando de repente tenemos abiertas varias puertas y sueña con una de ella te diga: Pasa.

Tenemos días muy malos de zozobra y miedos cuando vemos muchas puertas que se cierran y no te invitan a entrar.

Trabajar dos meses en un año te hace más pobre, el que no tiene trabajo durante mucho tiempo ha tenido que acudir a su círculo cercano a pedir ayuda…

Esto a veces pasa desapercibido. Es real, menos mal que hay gente que comparte.

Te levantas por la mañana y de los pocos bancos que te quieren pues ya no tienen un euro, ni nómina ni nada y ves que en tu cuenta hay 250€ ese es tu único y valioso capital actual.

Nunca perseguiste enriquecerte con un empleo, lo justo ese es mi caso.

Entonces de repente caes en la cuenta de:

Has entrado de lleno en el colectivo en riesgo de exclusión social.

No tienes trabajo

Eres mayor de 45 años, #ageism

2a-insercion-campana-publico_18102016

No recibes ninguna ayuda de nada, pues por el paro extenso consumiste todas las ayudas a pesar de cambiar dos veces de ciudad para trabajos temporales.

No me avergüenzo señores es la realidad, en este caso la mía como la de muchos otros compañer@s desempleados que con perseverancia buscamos empleo.

Te preguntas a ti mismo: ¿Acudo a Servicios Sociales? En realidad, debería, pero no hay ayudas, solo ayudas de emergencia para pagarte un mes o dos de alquiler. No las rechazo, pero hay cientos de familias que también las necesitan y tienen hijos. Mi conciencia no me deja, aunque mi situación es crítica.

Entonces te das cuenta que estás en el limbo, en la nada…

Días de zozobra que solo sentimos y vemos los que no tenemos empleo desde hace mucho. Solo queremos TRABAJAR, NO VIVIR DE AYUDAS…

Contra menos tienes más libre eres…

Recuerda, si te gustó la entrada la puedes recomendar, comentar, compartir y si te gusta el blog te puedes suscribir. ¡Muchas gracias por leerme!